Parar precarga

¿Es el Seguro de vida inversión o gasto?

seguros de viajes Generali

El seguro de vida no está bien visto.

Cada vez lo tengo más claro y a mis clientes les cuesta trabajo entenderlo desde mi punto de vista, que os quiero explicar aquí.
Todas las respuestas que recibo son:

  • “Es caro”
  • “Tengo muchos gastos”
  • “Al final pagas más de lo que te queda para los tuyos”
  • “El que venga detrás que se averigüe” y muchas más…

 

En fin. Podríamos discutir sobre las dos primeras, hasta cierto punto, ya que la economía particular de cada persona solo ella la sabe (o cree saberla), pero las últimas… ahí sí que lo tengo claro.

Y quiero explicarme aquí, como digo, para intentar que veáis que, en realidad, el seguro de vida es más inversión que gasto.

Seguro de Vida: Inversión o gasto

“El que venga detrás que se averigue”

Bueno, esto más que discutible es quizá algo poco empático, sobre todo sabiendo que en la mayoría de los casos quien viene detrás es tu familia directa, muy probablemente tus hijos.

Ayudarles en vida es obligado, lógico y normal. Pero ¿por qué no ayudarles incluso cuando no estés? Está claro que ya ni sientes ni padeces pero, oye, a mí me tranquiliza saber que aunque no esté a su lado puedo ayudarles a sobrevivir mejor de lo que lo harían sin esta ayuda que me dedico a preparar durante tanto tiempo. Es mi opinión, claro.

“Pagas más de lo que te queda para los tuyos”

Rotundamente no.

Es cierto que los seguros de vida se van encareciendo con los años, por muchos factores, principalmente el de la edad, ya que es más posible estadísticamente fallecer cuanto mayor se es.

También influyen los impuestos a la actividad que se estipulen y que cambian según el tiempo, pero aún así, un seguro de vida bien planteado es una inversión de todas, todas, y no un gasto.

seguro de vida inversion gasto

Seguro de Vida: Inversión o gasto (con detalles)

Para exponerlo con números, voy a ceñirme exclusivamente en un ejemplo de póliza de vida riesgo con cobertura básica de fallecimiento.

No entro en invalidez, o enfermedades graves, por ejemplo, que aunque evidentemente encarecen la póliza por aumento del riesgo, son coberturas para atender a los tomadores (asegurados) en vida y que luego pueden echar en falta por no haberlas previsto, lógicamente.

Y es que no nos damos cuenta de que ni somos eternos ni inmunes a la enfermedad (como los autónomos gustamos de “presumir”).

Vamos al caso.

  • Una mujer, de 40 años recién cumplidos.
  • Con un trabajo no de riesgo, buena salud y un índice de masa corporal saludable. (Sí, hacemos la cuenta en condiciones relativamente normales, con alguien que ya tiene hijos y se preocupa por su futuro, más allá de ahorrar dinero para ellos poco a poco -ese es otro tema del que hablaremos-)
  • Contrata una póliza por fallecimiento (con una prima al 30% de descuento -oferta actual en la compañía-) por valor de 100.000 euros. Constantes, no incrementables con el paso del tiempo.
seguro de vida inversión o gasto

DEMOSTRANDO QUE EL SEGURO DE VIDA ES INVERSIÓN Y NO GASTO

seguro de vida inversion o gasto
Tabla de costes y retorno del Seguro de Vida ejemplo (Click para ampliar)

Arriba has podido ver la tabla.

Hemos calculado los costes aproximados por año de seguro (prima e impuestos al 10% -sí, esto es grosso modo, pero estamos haciendo un ejemplo básico-).

Imaginemos que nuestra señora ejemplo llega a los 74 y fallece.

Diréis, es que ha pagado el último año casi 3000 euros de póliza. ¡Qué barbaridad!

Cierto, es mucho dinero.

Pero en ese caso, el más extremo de este ejemplo (por la duración de 34 años de la póliza), y del que me valgo para que consideréis mi punto de vista, ocurren varias cosas:

a) ha invertido en 34 años un total de 30.206 euros (cálculo aproximado con tantos años vista)
b) sus herederos han obtenido una suma de 100.000 euros. Esto está claro siempre, lógicamente.
c) “suponiendo” que lo hubieran pagado ellos, tendrían un beneficio de 69.794 euros, que es más del 231%

¿¿Algún producto ofrece ese beneficio??

Sigamos.

d) imagina que esta señora tiene un problema de salud grave y fallece con 54 años, nadie lo quiera.

Resulta que el beneficio obtenido de su “inversión indirecta” les proporciona a los herederos un beneficio del ¡2370%!, quedando ‘limpios’ casi 96.000 euros.

Yo lo tengo claro. Y asumido, y como tal “invierto” en “sus” beneficios, pues los van a tener, tarde o temprano, y de seguro les ayudarán a subsistir y avanzar.

¿Lo tienes claro?

Pues consúltame, que seguro que podremos mejorar el futuro de los tuyos cuando no puedas ayudar. Solo tienes que rellenar el formulario que tienes a continuación. Gracias por la lectura 🙂

P.D.: el ejemplo utilizado no refleja con exactitud los importes invertidos, porque en realidad las tablas sobre las que se calculan los incrementos de las primas en los seguros de vida evolucionan en función de muchos factores, pero nos sirven como clara aproximación al cálculo para determinar cuándo un desembolso en una póliza es una inversión o un gasto, presuponiéndose por ello innecesario. Gracias de nuevo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Phasellus Curabitur venenatis, libero commodo Praesent
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola, gracias por visitar nuestra web!
¿Podemos ayudarte?
Déjanos tu mensaje y te contactamos en breve :)
eget facilisis amet, felis dolor. accumsan Curabitur
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola, gracias por visitar nuestra web!
¿Podemos ayudarte?
Déjanos tu mensaje y te contactamos en breve :)